Según datos de Interior, los robos con fuerza en domicilios en España aumentaron casi un 2% en 2018

Los delitos en España relacionados con la propiedad y la violencia para sustraer bienes han evolucionado de manera dispar en los últimos años. Mientras que los hurtos y los robos con violencia han descendido desde 2012, los robos con fuerza en los domicilios se han ido incrementando alcanzando en 2016 su máximo histórico de la serie. En 2018, se ha vuelto a producir un mayor número de los mismos con respecto a 2017, con un incremento cercano a los 2000 delitos más al cierre del tercer trimestre del 2018.

En España, las cifras de delitos y crímenes llevan varios años descendiendo. Si bien es uno de los países más seguros del mundo, las cifras relacionadas con los robos con fuerza en los domicilios son una de las pocas estadísticas que no han tocado techo y que a cierre del tercer trimestre de 2018 eran superiores a las registradas en el mismo período de 2017. Es decir, se ha producido un repunte como se muestra en el gráfico.

Las otras cifras de los delitos contra la propiedad en España
En general, los robos aumentaron un 70% de media en la década comprendida entre 2007 y 2017 según Prosegur. Se producen unos 2500 robos de todo tipo al día. De hecho, según esa información, las cifras oficiales de los robos solo muestran un 60% de la realidad. Incluso, en algunas ciudades se valida el dato de que los delitos de este tipo son más del doble de los denunciados. Otros datos llamativos sobre estos delitos contra la propiedad que ayudan a mostrar la infografía de cómo se producen en España son:

Solo un 10% de los robos son planificados. El 90% restante se improvisa.

El 70% de los robos se produce de día, mientras que el 30% restante se ejecuta de noche.

Los días en los que se producen más robos habitualmente son los lunes y los viernes.

Los meses en los que más robos se llevan a cabo suelen coincidir con enero, marzo y agosto.

Los robos en viviendas son el 50% del total de los robos en propiedad privada. El otro 50% corresponde con negocios.

Con datos que reflejan una realidad que parece incrementarse, sobre todo en el caso de los robos en domicilios y negocios, es habitual que los ciudadanos se preocupen por buscar soluciones preventivas. Así, las alarmas, los sistemas de videovigilancia y las cajas de seguridad continúan siendo opciones para aquellos que prefieren invertir en medidas que les permitan una mayor seguridad con la consiguiente tranquilidad en su domicilio y en sus empresas.

¿Como se pueden proteger los objetos de valor en casa?
Ante este crecimiento de robos en las viviendas, es normal que las personas busquen maneras de proteger sus objetos valor para así mantenerlos lejos del alcance de los delincuentes. Las cajas fuertes de seguridad son una de las opciones más demandadas debido a la gran variedad de modelos que existen a un precio muy económico para la protección de la vivienda. Las personas en casa, tienden a guardar objetos de valor que suelen tener un valor más sentimental que económico, otra característica de estos objetos de valor es que no son de gran tamaño, siendo fotografías o pequeñas joyas que van pasando por las diferentes generaciones de la familia las pertenencias de mayor valor sentimental, por lo que guardar estos bienes en una caja fuerte pequeña que se pueda esconder en la casa fuera de la vista de los delincuentes es la opción escogida por gran parte de la población española.